Proyecto de impacto social de Avaesen y CERS: ‘Casa Caridad, casa eficiente’.

Grupo de trabajo para combatir la pobreza energética a través de la implantación de medidas de mejora de la eficiencia

Reducción de costes energéticos = más recursos disponibles = más personas necesitadas atendidas

Beneficiario: Casa Caridad

Contexto

Casa Caridad Valencia, fundada en 1906, es una de las instituciones de asistencia a personas desfavorecidas más consolidadas y con mayor impacto social real de la Comunidad Valenciana. Los datos de la última memoria publicada por la organización –correspondiente al ejercicio 2016- recogen 429.646 atenciones a personas, que incluyen no solo las destinadas a cubrir necesidades básicas, sino, también, aquellas encaminadas a “reorientar su vida, promover su reinserción y prevenir las situaciones de exclusión social, en los casos de mayor riesgo”. En 2017, Casa Caridad destinó 4,29 millones de euros a atención social.
Su proyecto se ha extendido más allá de la ciudad de Valencia. En la actualidad tiene tres centros propios, dos en Valencia –en el Paseo de la Pechina y el Multicentro Social de Benicalap- y uno en Torrent, la Escuela Infantil Santa Lucía, y gestiona otros servicios de propiedad municipal –como el comedor social de la calle Santa Cruz de Tenerife de Valencia-.
La organización se define como “totalmente privada, independiente y plural”. Casi el 75% del presupuesto está cubierto con cuotas de los socios y donaciones –de particulares y empresas-.

Diagnóstico

La sede de Casa Caridad, ubicada en el Paseo de la Pechina número 9 de Valencia, es un edificio centenario en el que la entidad ofrece, entre otros, servicios de comedor social y albergue de primera acogida, con 70 plazas. La creciente demanda de atención, que se disparó durante los años de la crisis, y la necesidad urgente de aumentar los recursos para acciones de atención directa –en los diferentes ámbitos- han impedido abordar inversiones en las instalaciones en ámbitos que redundarían en una mejora de la eficiencia energética y, consecuentemente, en un ahorro de costes que permitiría contar con más recursos para atender a un mayor número de personas desfavorecidas.
La acción planteada pasa por implementar medidas de mejora y eficiencia energética, que contribuyan a reducir la factura anual y las emisiones de C02 a la atmósfera. El consumo en 2017 ascendió a 83.000 euros (electricidad + agua + gas) y se emitieron 160 toneladas de CO2.
El estudio preliminar, realizado por Generval, plantea que las medidas de ahorro energético podrían traducirse en:

  • Reducción de hasta el 30% en el consumo eléctrico.
  • Ahorro de hasta el 60% en la factura de gas.
  • Un 15% menos de gasto en agua.

Acciones a desarrollar

La Asociación Valenciana de Empresas del Sector de la Energía (Avaesen) y el Club de Empresas Responsables y Sostenibles de la Comunidad Valenciana (CERS) constituirán un grupo de trabajo con las asociadas que quieran implicarse en el análisis, definición y aplicación de soluciones orientadas a alcanzar ese objetivo en Casa Caridad. Se plantean varias líneas de actuación:

  • Auditoría energética de las instalaciones y monitorización de los consumos.
  • Definición de medidas de ahorro energético que puedan implantarse –análisis de costes, viabilidad y posible impacto-.
    Implementación de las medidas que puedan ser asumidas, en función de los recursos económicos, técnicos y humanos disponibles que se consigan reunir para el proyecto.
  • Asesoramiento y mentoring de socios de ambas organizaciones orientado a los responsables de gestión y mantenimiento de Casa Caridad.
  • Acciones de sensibilización, concienciación y formación –jornadas, talleres, sesiones de consulta,…- orientadas a usuarios de Casa Caridad en materia de eficiencia y ahorro energético, con un enfoque práctico, trasladable a su día a día, de manera que se reduzca el riesgo de pobreza energética de familias en situación desfavorecida.
  • Elaboración de materiales –carteles, guías,…- que recojan esas buenas prácticas y hábitos en materia de consumo y eficiencia energética, que se podrán consultar y se repartirán entre aquellos usuarios de los centros de Casa Caridad que lo requieran.

Cómo participar

  • Con implicación de expertos en las materias contempladas.
  • Como mentores y asesores.
  • Aportando recursos económicos para implementar las medidas de eficiencia energética que se identifiquen en las primeras fases del proyecto.
  • Como voluntarios: en las jornadas, talleres, charlas y otras actividades orientadas a conocer en mayor profundidad qué es Casa Caridad y su labor. *(Se deja abierta la posibilidad de organizar jornadas o programas de voluntariado corporativo).
  • Proponiendo otro tipo de acciones que contribuyan a avanzar en el objetivo principal del proyecto.

Indicadores y comité de seguimiento

Se creará una comisión de seguimiento y control del proyecto, su evolución y su impacto real, que se reunirá periódicamente para analizar su desarrollo y resultados.
Para medir su impacto real, se definirán una serie de indicadores, entre ellos:

  • Consumo energético real: punto de partida y evolución.
  • Aumento del volumen de recursos disponibles para los programas de la asociación.
  • Número de personas atendidas gracias a ese incremento de recursos.

La primera reunión del grupo de coordinación de la acción social con Casa Caridad está prevista para el viernes 5 de octubre, a las 11h. Los interesados en participar, por favor, comuníquenlo por escrito a info@cerscv.org antes del martes 2 de octubre.