Choví, empresa líder en el mercado de salsas para alimentación, se ha adherido como socio al Club de Empresas Responsables y Sostenibles de la Comunidad Valenciana (CE/R+S), asociación que tiene como objetivo promover e impulsar la responsabilidad social y la sostenibilidad empresarial y que integra ya a 27 entidades. Choví está inmersa en un plan de expansión, con un importante crecimiento en ventas y presencia, nacional e internacional, con la responsabilidad social y la sostenibilidad como ejes de su estrategia y toma de decisiones, línea que ha mantenido desde su creación. Este enfoque le ha llevado a posicionarse como uno de los referentes en estas materias en la Comunitat Valenciana.

“Para Choví es un honor haber sido aceptado como miembro del Club de Empresas Responsables y Sostenibles, ya que es un foro que nos ayudará a aprender más sobre cómo ser una empresa comprometida con el medio ambiente, nuestros empleados y nuestra comunidad más próxima. En 2020, hemos decidido reforzar, potenciar y dar a conocer nuestra estrategia de responsabilidad social (RSC) al público en general y el formar parte de CE/R+S nos aporta mucho valor”, apunta Enrique Choví Navarro, director General de Choví.

En esta línea, Fernando Ibáñez, presidente del CE/R+S, destaca que “Choví es un ejemplo de empresa familiar que, desde su creación, ha mantenido un compromiso real con su comunidad y con el medio ambiente. Compromiso que se ha integrado en su estrategia de negocio, convirtiéndose en uno de los factores que han impulsado la innovación en productos, procesos y modelos de gestión, y la proyección nacional e internacional. Para el Club de Empresas Responsables y Sostenibles es muy importante seguir sumando compañías que llevan a la realidad su apuesta por la sostenibilidad”.

“Primero, las personas”

El lema “Primero, las personas” y el compromiso con una cadena agroalimentaria sostenible han guiado los pasos de la compañía desde su fundación, por Vicente Choví, en 1950, hasta la actualidad, bajo el liderazgo de la segunda generación de la familia Choví Navarro, con una plantilla de 209 personas. El crecimiento en ventas y capacidad productiva de los últimos años se ha apoyado, en gran parte, en la apuesta de la empresa por la innovación, con el desarrollo de productos especializados y nichos dentro del mercado de las salsas, “que contribuyan a una nutrición saludable y a reducir el desperdicio alimentario, respetando el medio ambiente, las personas y a la sociedad, para contribuir a crear un mundo mejor”, señala la firma.

Entre los objetivos de la compañía para 2020 está ampliar su compromiso con el bienestar animal, con el uso de huevos de gallinas camperas para la elaboración de todos sus productos con este ingrediente –ya se empleaban en las mayonesas-, y que todas sus botellas de plástico sean de “PET 100% reciclables”.
Choví colabora con entidades sociales y organizaciones de apoyo a los más vulnerables, con especial enfoque en proyectos con familias en exclusión social. Entre otras ONG, trabaja con Aldeas Infantiles SOS, Fundación Novaterra y The Vaccine Alliance in Europe (GAVI), así como con el Aula de Infancia y Adolescencia de la Universitat Politècnica de València (UPV).