Evaluar el impacto social

El 95% de las empresas que evalúan su impacto social afirma que esta práctica les permite mejorar la gestión en las organizaciones, según un estudio de BBK y la Asociación para la Medición y Gestión del Impacto Social, ESIMPACT, sobre el estado de la medición y gestión del impacto social en España. Para el análisis se han contactado a cerca de 400 personas y organizaciones, así como a 20 entidades “paraguas”, habiendo obtenido 88 respuestas válidas. Será una práctica “imprescindible” en las empresas, vaticinan los autores del estudio.

Según las personas consultadas, el ecosistema se encuentra en un momento todavía incipiente. Su evolución es “lenta y sin impulso claro y decidido”, aunque comienza a emerger cierto interés. El 47% de las organizaciones participantes en el estudio declaró que sí utilizan la medición del impacto social. Del 53% restante que nunca ha realizado mediciones del impacto social, una de cada tres prevé realizarla durante el próximo año.

Medir el impacto social

El informe constata también que el ecosistema de medición y gestión del impacto social se caracteriza actualmente por su “atomización, fragmentación y dispersión; falta de transparencia para compartir aprendizajes y comunicar abiertamente los resultados de las mediciones de impacto realizadas; ausencia de un marco de referencia claro lo cual se manifiesta en la falta de estandarización; y falta de consenso a nivel conceptual y metodológico”. No obstante, los expertos y expertas consultadas consideran que es una práctica que, tarde o temprano, “será imprescindible para todo tipo de entidad”.

Los principales frenos para que las entidades no hayan realizado ni se planteen en el corto plazo realizar alguna medición del impacto social son “la falta de recursos económicos y humanos y el no considerarse todavía una prioridad” dentro de las organizaciones. Las motivaciones principales para desplegar mediciones del impacto social son contrastar la transformación a la que se contribuye, introducir mejoras en el proyecto y evidenciar el acierto del enfoque y estrategia adoptado.

Mediante este estudio, ESIMPACT, con la colaboración de BBK, quiere contribuir a la promoción y mejora de la gestión por impacto en España, entendida como la inclusión del valor social en la gestión de todo tipo de entidades y proyectos.

Fuente: BBK