Fundación Acavall y la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer de Valencia (AFAV) han puesto en marcha el programa ‘La sonrisa no se olvida’, orientado a la mejora del bienestar emocional de personas con alzhéimer a través de la terapia asistida con perros. El proyecto cuenta con el respaldo del Club de Empresas Responsables y Sostenibles de la Comunidad Valenciana (CE/R+S), en el marco de su línea de acción social conjunta. Las sesiones han comenzado esta semana y se extenderán hasta febrero de 2021, con grupos de participantes estables y estrictas medidas de protección frente a la COVID-19 en todas las actividades.

Acavall y AFAV explican que, a medida que el alzhéimer va avanzando, “cada vez es más difícil conectar con las personas y son mayores las conductas de agitación que les hacen sentirse inquietos y a disgusto. Las evidencias científicas confirman los efectos positivos que se alcanzan cuando se involucran perros en un contexto terapéutico. La motivación que genera la presencia de estos animales y la participación en actividades con ellos favorece que haya menos conductas de agitación y mayor presencia de emociones positivas”.

En el programa ‘La sonrisa no se olvida’ se trabaja con 20 personas en diferentes estadios de la enfermedad de alzhéimer (dos grupos de diez personas, pertenecientes a los centros de día de AFAV en Valencia y Moncada) que, durante cuatro meses, participarán en una sesión a la semana. En total, entre noviembre y finales de febrero se realizarán 48 sesiones de una hora de duración, los lunes y los viernes. La primera, se impartió el lunes 9 de noviembre. En ellas, participan una terapeuta ocupacional -como profesional de la salud- y una técnico en intervención asistida con animales, con dos perros de intervención, entrenados y preparados para esta labor.

La presidenta de AFAV, Ana María Ruíz, ha calificado esta acción como “un respiro para nuestros usuarios, ya que la intervención asistida con perros les aporta grandes beneficios. No es la primera vez que llevamos a cabo esta terapia con la Fundación Acavall y la oportunidad que nos brinda el CE/R+S en estos difíciles momentos es una gran aportación tanto para los usuarios y sus familias”.

Por otro lado, desde la Fundación Acavall afirman que “la interacción con los perros de intervención supone para las personas con Alzhéimer una inyección de motivación y disfrute, que puede ayudarles a sentirse mejor y a disminuir su malestar emocional, algo que en la situación actual, cuyas experiencias vitales están más restringidas, es fundamental”.

“A través de la línea de acción social conjunta, que cuenta con el respaldo de todos los socios del Club de Empresas Responsables y Sostenibles (CE/R+S), buscamos apoyar proyectos con impacto real positivo en las personas. En este caso, colaboramos con dos entidades sociales, Fundación Acavall y AFAV, con gran trayectoria y experiencia, que trabajan de forma continuada en la búsqueda de programas y acciones que permitan avances cognitivos y en movilidad y, al mismo tiempo, aporten alegría a la vida de las personas participantes. Poder colaborar, a través del proyecto ‘La sonrisa no se olvida’ es, sin duda, un regalo para nosotros”, subraya Fernando Ibáñez, presidente del CE/R+S.

El Club de Empresas Responsables y Sostenibles está ultimando las bases de la convocatoria de proyectos de acción social para 2021, que se harán públicas en los próximos días.

Más información sobre las entidades participantes

• La Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de Valencia (AFAV) es una organización sin ánimo de lucro que lucha por mejorar la calidad de vida de enfermos y familiares de alzhéimer. Fundada en 1991, cuenta ya con casi 3.000 socios. Desde noviembre de 1999, AFAV es Institución Declarada de Utilidad Pública por el Ministerio de Interior. La entidad cuenta con dos centros de día, en Valencia y Moncada, en los que se llevan a cabo terapias no farmacológicas innovadoras a las personas con alzhéimer.

• La Fundación Acavall es una entidad sin ánimo de lucro fundada en 2007 en Valencia. Entre sus fines principales está mejorar la calidad de vida de las personas con diversidad funcional y otros colectivos vulnerables, a través de la Intervención asistida con animales. Desde entonces, la Fundación Acavall ha desarrollado proyectos de terapia, educación y ocio con diferentes colectivos, como niños/as con parálisis cerebral, personas con Alzhéimer, personas con Parkinson, niños/as con trastorno del espectro autista, personas con lesión medular o personas con enfermedades raras, entre otros.