«La Agenda 2030 nos coloca a todos en una lógica de ambición en materia de respuesta a la sostenibilidad. Y, junto a la ambición, tiene que llegar la acción. En una empresa, el coste de la inacción, de no hacer nada, siempre acaba siendo superior al de tener una respuesta proactiva», advirtió Germán Granda, director general de Forética, en el webinar ‘Cinco años de los ODS en la empresa: Evolución real hacia modelos sostenibles’, organizado por el Club de Empresas Responsables y Sostenibles (CE/R+S). Tanto Forética -organización referente en España en sostenibilidad y responsabilidad social empresarial- como las empresas que compartieron sus experiencias, Consum, Iberdrola e IVI RMA Global, destacaron los retos y las oportunidades que los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) plantean para las organizaciones y el papel clave de las alianzas para afrontarlos.

«Los ODS son una responsabilidad y una oportunidad para las empresas. Tienen que asumir el liderazgo y responder a las demandas y expectativas de la sociedad, ante los grandes retos globales que afronta la humanidad -cambio climático, desigualdad, auge de los populismos, con los riesgos que conllevan,…-. Alineándose con estos Objetivos, las compañías tienen una gran oportunidad de replantearse sus propias metas y el propósito de su organización, y ser competitivas», añadió Granda.

El director de Forética, la responsable de Gestión de Sostenibilidad de Iberdrola, Mónica Oviedo, el director Global de RRHH y del Área de Sostenibilidad y la responsable de Sostenibilidad y Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de IVI RMA Global, Andreu Miquel y Vicky Vila, y Elías Amor, representante del Área de Responsabilidad Social Empresarial de Consum, destacaron los esfuerzos que están realizando las compañías para abordar la integración efectiva de los ODS en sus estrategias y modelos de negocio.

Asimismo, subrayaron los impactos positivos que tiene esta apuesta estratégica en términos de mejora de la sostenibilidad de la empresa; fortalecimiento de las relaciones con los grupos de interés; estabilización del entorno; la consolidación de un propósito compartido y un lenguaje común entre todos los agentes, y la competitividad y generación de negocio -nuevos productos, servicios y entrada en nuevos mercados-, así como mejoras en el acceso a financiación.

«La Agenda 2030 va más allá de un lenguaje común. Se trata de cumplir las metas que hay detrás. No son solo buenas intenciones, sino compromisos adicionales y muy ambiciosos», destacó Mónica Oviedo.

Con este enfoque, es clave el convencimiento y compromiso de la alta dirección de la empresa. “Hay que contar con una estructura de gobernanza con la alta dirección consciente e implicada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y las iniciativas a ellos vinculados y con los profesionales de la organización como embajadores de ese compromiso con los ODS», añadieron Andreu Miquel y Vicky Vila.

Pero también lo es no quedarse solo ahí. “No podemos limitarnos al gobierno de la organización, a que defina los objetivos, riesgos e indicadores, sino que hay que bajarlos a cada uno de los ámbitos de la entidad y a cada grupo de interés, sistematizarlos e introducirlos en la estrategia de la empresa, y ser capaz de evaluarlos”, indicó Granda.

En esta línea, los expertos coincidieron en la necesidad de generar alianzas. Para Elías Amor, “se trata de uno de los puntos más importantes: siempre podemos llegar más lejos juntos de lo que lo haríamos solos. Tenemos que involucrar a los grupos de interés; incluir a toda la cadena de suministro; definir criterios de priorización, y medir impactos”.

Por ello, los participantes en el evento pusieron sobre la mesa el papel fundamental de la colaboración público-privada, así como de la corresponsabilidad de todos los ciudadanos.

«Los ODS son realmente una guía práctica para que las empresas se inicien en la integración de un modelo sostenible. La sostenibilidad está dejando de ser algo voluntario, dado que son cada vez más los desarrollos normativos, a nivel nacional e internacional, y es estratégica. Las empresas que antes la integren tendrán una ventaja competitiva», apuntó Fernando Ibáñez, presidente del Club de Empresas Responsables y Sostenibles.

Grabación webinar: ‘Cinco años de los ODS en la empresa: Evolución real hacia modelos sostenibles’

Pie de foto: Vicky Vila, responsable Sostenibilidad y Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de IVI RMA Global; Elías Amor, Responsabilidad Social Empresarial en Consum; Andreu Miquel, Director Global de RRHH y del Área de Sostenibilidad de IVI RMA Global; Germán Granda, director general de Forética; Fernando Ibáñez, presidente del CERS, y Mónica Oviedo, responsable de Gestión de Sostenibilidad de Iberdrola.